Qué son los padres Malvaviscos y Sus Características

Nadie es buen padre en absoluto, las diferentes maneras de criar a los hijos la mayoría de veces recae en la misma experiencia que ha tenido cada una de los padres. En ocasiones nos vemos rebasados en las decisiones y reglas, pero nos damos cuenta que el niño ha transformado en hábitos aquellas actitudes dañinas que debemos lidiar como padres y madres, pero nunca es tarde remediar esta situación.

¿Qué son los padres malvaviscos?

Los padres malvaviscos parten de criar a sus hijos sin poner límites o casi nulas, dejando a que el niño se de muchas libertades que transforman su crecimiento hasta llegar a la edad adulta, donde en muchos casos puede salirse de control imponiendo reglas a beneficio propio.

Características de padres Malvaviscos

  • No ponen normas en el hogar, permitiendo muchas acciones del niño.
  • Cuentan con un trabajo exigente en tiempo.
  • Tienen una remuneración suficiente para cumplir gustos del niño.
  • Parten de un pasado rigurosos familiar o social.
  • No invierten dedicación en sus hijos para la fomentación de hábitos buenos.

En ocasiones desde el momento en que se tuvo niños se plantearon que no repetirán el misma situación con sus hijos. A partir de allí, el cariño y consentimiento exagerado hacia sus hijo puede traer consecuencias a mediano y largo plazo.

Se entiende entonces que la intención buena por parte de los padres malvaviscos, darle lo mejor a sus hijos. Pero puede traer consecuencias como problemas con sus amistades, familia o escuela. Los niños se acostumbraron a hacer las cosas a su propia conveniencia y cuando esto no suele salir como le apetece, es cuando el niño se comporta de manera incontrolable.

Pueden mantener una actitud de enfrentamiento, cuando no les concede lo que piden. Se estresan fácilmente ante los problemas durante su desarrollo debido a la aceptación de las normas en diferentes estancias y con ello puede venir faltarle el respetos a personas mayores.

También es importante mencionar que el no consentirle en sus caprichos, no significa ser un mal padre o madre, negarles ciertas cosas o no permitirles cierto comportamiento, le da un acercamiento a la realidad. De lo contrario pudiese que fracase en diferentes aspectos de su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una Web sin cookies no es una sitio formal. Por ello; este sitio utiliza cookies para propiciarle una mejor Información.    Ver cookies