Qué es y tipos de la Energía Verde

Se conoce y define como energía verde a aquella que proviene de fuentes naturales y renovables. Se caracteriza por ser inagotable ya que su producción se halla en grandes cantidades, por ejemplo, en el sol, el agua o el viento. Por tal motivo, no genera impacto en el ambiente, no produce gases de efecto invernadero, es un tipo de energía amable con la tierra.

Sin embargo, esto no significa que el ser humano pueda o tenga la libertad de emplear esta energía completamente su antojo. El consumo responsable es una herramienta que aporta un granito de arena en el cuidado del planeta. Se basa en invertir la energía únicamente en lo necesario, sin abusar, sin sobre utilizar los recursos. 

Tipos de Energía Verde

Solar: Su fuente principal y el recurso a través del cual se genera la energía es el sol. Funciona y se emplea a través de la recolección de los rayos en un panel especializado para transformarlos en energía eléctrica o térmica. 

Eólica: Se nombra según una derivación de Eolo, dios griego de los vientos. Este tipo de energía verde se apoya del viento y se transforma en electricidad por medio de molino o turbinas de viento. El sistema bajo el que trabaja desde la física, se encuentra estrechamente ligado a la energía cinética, se aprovecha el modo bajo el que trabaja.

Geotérmica: Como su nombre lo indica, es el tipo de energía extraída desde la tierra, específicamente desde la alta temperatura que esta posee. Se produce a partir de tres espacios terrestres, el primero es el agua caliente, el segundo la tierra seca y el tercero, los glaciares. 

Hidráulica: Se da y genera a partir de el agua, es decir, las corrientes son las que proporcionan y se transforma en electricidad. 

Mareomotriz: En esta, como su nombre lo indica, se centra de modo específico en causar energía desde la marea presente en el agua. 

Ventajas de la energía verde

  • Se considera inagotable, dado que constantemente se encuentra renovándose, es decir, se encuentra disponible de forma permanente.
  • Es energía sostenible, no produce daños a la atmósfera del planeta por lo que no contribuye con el cambio climático. Por el contrario, lo evita y por lo tanto, lo reduce.
  • Su preparación, montaje y desmontaje es sencillo, esto, en cuanto al sistema que transforma el recurso natural en energía eléctrica.
  • La energía verde se considera como autónoma e independiente, evita que se dependa de otros y el exterior.
  • Ahorra y evita el gasto de recursos no renovables, es decir, limitados. 

Ejemplos de sistemas de energía verde

  • Placas o paneles solares.
  • Aerogeneradores, es una especie de molino.
  • Bomba Geotérmica.
  • Baterías o aparatos recargables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una Web sin cookies no es una sitio formal. Por ello; este sitio utiliza cookies para propiciarle una mejor Información.    Ver cookies