¿Qué es la Lana de Vidrio?

La lana de vidrio o Fibra de vidrio, es utilizado en la construcción por sus características de material térmico y aislante acústico. Gracias al aire libre que se encuentra atrapado a través de las fibras, puede servir perfectamente como aislante térmico.

Se considera una lana mineral, debido a que es producido a partir de fibras minerales. Los materiales con que se fabrica la lana de vidrio son, las materias primas son sílice (en forma de arena), carbonato de sodio, sulfato de sodio, potasio y la dolomía.

La resistencia térmica de la lana de vidrio es relativamente considerable en base a su precio. Es suave y ligero, con dieta flexibilidad para el manejo.

Usos y Aplicaciones

Al ser un material con propiedades aislantes, se usa con frecuencia como material aislante térmico u acústico. De modo que puede ser utilizado en edificios, techos, paredes, construcciones nuevas, adaptaciones o remodelaciones.

Otras aplicaciones que suele usarse, es en divisiones en interiores, creación de falsos techos para el aislamiento acústico, cubiertas inclinadas, cerramientos verticales, conductos de aire acondicionado, calefacción, etc.

Dentro de sus principales ventajas, se puede mencionar la amigabilidad con el medio ambiente, no es perjudicial frente a la salud de las personas o la misma naturaleza. Permite una instalación sencilla, rápida, se presta a una instalación sin merma.

La resistencia a las altas temperaturas y no a la inflamabilidad son características importantes frente aquellos aislantes que son derivados del petróleo.

Lana de Vidrio o Lana de Roca

La lana de Roca, es otro de los tipos de aislantes usados en la construcción.

Ambos son buenos aislantes térmicos. Pero una de las principales características diferenciador, es que la lana de roca funciona mejor para mantener mejor el calor. Así mismo, otro diferenciador es con el material que están fabricados. La lana de vidrios parte de rocas volcánicas, mientras la lana de vidrio, es a partir de finos hilos de vidrios.


La búsqueda por alternativas o sustitutos a la elección de materiales aislantes, ha permitido probar diferentes opciones en el mercado. Porque sabemos que cualquier buen aislante térmico, será también una buena inversión en el ahorro de energía. Logrando mantener espacios climatizados a una determinada temperatura por más tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una Web sin cookies no es una sitio formal. Por ello; este sitio utiliza cookies para propiciarle una mejor Información.    Ver cookies