Características del abono orgánico

El uso de abono orgánico es muy beneficioso en la agricultura, pues ayuda a incrementar la producción de los cultivos, cuida la tierra, aumenta la fertilidad y es muy efectivo. Debido a la pérdida de fertilidad de los suelos con cada ciclo de cultivo, se vuelve muy importante el aporte de materia orgánica a los suelos para así crear una tierra apta para cultivar. Es por ello que el uso de abono orgánico es tan esencial; a continuación te diremos sus características.

¿Qué es el abono orgánico?

En primer lugar, es importante dejar en claro lo que es el abono orgánico. Este se trata de un abono natural en el que sus nutrientes no se han refinado ni extraído de ninguna manera. Existen diversos tipos de abono orgánico, entre estos se encuentran el abono sólido, el líquido y el abono verde.

Dentro de los abonos orgánicos sólidos encontramos el compost, el humus y el bokashi; en los abonos líquidos se halla el purín y el biol; y en los abonos verdes se encuentran plantas como leguminosas, forrajeras, entre otras.

¿Cuáles son las características del abono orgánico?

Ahora bien, en la actualidad, el uso de abono orgánico se extiende cada vez más debido a la creciente demanda de productos orgánicos para el consumo humano. Estos productos suelen ser más saludables y tienen un menor impacto negativo en los ecosistemas y el medioambiente, pero ¿por qué? Veamos las características del abono orgánico para responder a esta interrogante:

Permite aprovechar los residuos orgánicos

La producción de abono orgánico permite aprovechar los residuos orgánicos que se generan, como lo son las cáscaras de huevo, cáscaras de fruta o de vegetales y demás. Otros residuos orgánicos que pueden aprovecharse para producir abono orgánico son los huesos para hacer harina de huesos, el estiércol, entre otros.

Aumenta el rendimiento y la producción de los cultivos

Los abonos naturales contienen una gran variedad de nutrientes. De acuerdo al abono orgánico que se emplee para fertilizar las plantas, estas obtendrán una mayor cantidad de determinado tipo de nutrientes. Asimismo, este tipo de fertilizante natural ayuda a mejorar la producción de los cultivos, siendo esta más eficiente, de mejor calidad y más saludable.

Libera los nutrientes de manera gradual

Los abonos orgánicos tienen la característica de liberar los nutrientes de una forma gradual, por lo tanto, las plantas recibirán los nutrientes que necesiten durante su desarrollo y los irán absorbiendo poco a poco. Esto no sucede con los fertilizantes inorgánicos, pues las plantas absorben estos de forma rápida, lo que pone en riesgo una fertilización en exceso y, como consecuencia, causar daños en la planta.

Mejoran la estructura del suelo

Por último, los abonos orgánicos y/o naturales también favorecen la estructura del suelo, pues mejoran su porosidad y aireación, así como su capacidad de retener agua. Además de esto, los fertilizantes naturales mejoran la fertilidad del suelo, permitiendo que el cultivo sea sostenible aún después de varios ciclos de cultivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una Web sin cookies no es una sitio formal. Por ello; este sitio utiliza cookies para propiciarle una mejor Información.    Ver cookies