Características de una persona abnegada

En caso de que no tengas claro lo que es la abnegación y no conozcas las características de una persona abnegada, a continuación encontrarás toda la información que necesites referente al tema.

¿Qué es la abnegación?

La abnegación es aquella acción de renunciar a los intereses o deseos personales bajo propia voluntad con tal de beneficiar a otros. Es decir, quien se abniega decide darle prioridad a los demás por encima de sus propios deseos e intereses. Es habitual que la abnegación se vea como un sacrificio, ya que, después de todo, muchos nos preocupamos por nuestro propio bienestar antes que el de los demás.

¿Cuáles son las características de una persona abnegada?

La abnegación en una persona es vista usualmente como una virtud, pues es una persona que renuncia a sus deseos personales en pro de los demás de forma completamente desinteresada. Una persona abnegada se caracteriza por lo siguiente:

Es alguien sin intereses

La persona abnegada es completamente desinteresada. Su acto de abnegación solo tiene un propósito, y es beneficiar a los demás. El sacrificio de dejar sus intereses de lado no lo hace por ayudarse a sí mismo o para demostrarle algo a alguien, sino por el simple acto de ayudar a otros y proporcionarles bienestar.

Sacrifica su propio bienestar en beneficio de los demás

Como ya se mencionó anteriormente, quien se abniega sacrifica su propio bienestar en pro de los demás. Sus intereses pasan a un segundo plano, mientras que el acto de ayudar a otros se vuelve su principal objetivo.

Es fuerte mental y espiritualmente

Las personas abnegadas se despojan de sus deseos e intereses bajo su propia voluntad; esto requiere de una gran fortaleza mental y espiritual. Quien se abniega no lo hace de un día para otro, es necesario pasar por todo un proceso hasta alcanzar cierto nivel de consciencia en el que sea posible dejar de lado los propios intereses y poner encima el bienestar de otros.

Mantenerse abnegado también requiere de una gran fortaleza, y es por ello precisamente que las personas abnegadas son tan admiradas y apreciadas. Claro está, esta admiración no es buscada por la persona abnegada, pues su acto es desinteresado y su único propósito es ayudar a los demás.

Busca el crecimiento espiritual

Si bien la abnegación en la religión es el sacrificio de los propios deseos e intereses en pro de ayudar al prójimo, en la ascética la abnegación es el despojo de lo material para darle importancia a lo espiritual y buscar el crecimiento en este ámbito. En la ascética, la persona abnegada renuncia a sus posesiones materiales y busca su propio crecimiento espiritual, viviendo bajo principios morales bien definidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una Web sin cookies no es una sitio formal. Por ello; este sitio utiliza cookies para propiciarle una mejor Información.    Ver cookies