Características de los desastres naturales

El planeta Tierra puede ser afectado por diversos tipos de desastres naturales, muchos de estos se originan como consecuencia de la actividad del hombre, mientras que otros son simplemente procesos naturales del planeta. A continuación podrás conocer qué son con exactitud los desastres naturales y cuáles son sus características.

¿Qué son los desastres naturales?

Los desastres naturales son fenómenos naturales por los que atraviesa el planeta, no obstante, como antes ya se mencionó, algunos de estos son provocados por el ser humano y su actividad sobre la Tierra. Un desastre natural genera grandes pérdidas materiales y puede afectar la vida de muchos, incluso cobrarse la vida de miles de personas y/o animales.

Cabe resaltar que, solo se considera un desastre natural cuando este afecta a las poblaciones humanas o lugares aledaños a estas, pues si sucede en un lugar desierto, es decir, despoblado, no se considera como tal. Existen múltiples tipos de desastres naturales, entre los cuales se hallan los terremotos, los huracanes, las avalanchas, los tsunamis, las inundaciones, entre otros.

¿Cuáles son sus características?

Para que un desastre natural se considere de este modo, este debe contar con determinadas características, las cuales son las siguientes:

Se genera de forma súbita y tiene una gran fuerza destructora

Estos se generan de un modo violento y súbito, aunque en ocasiones la humanidad puede detectar los cambios y prepararse para evitar que las consecuencias sean más catastróficas. Cuando los desastres naturales se originan de forma repentina, solo queda actuar con rapidez y mantener la calma.

Los desastres naturales pueden tener una gran fuerza destructora, aunque también pueden presentarse leves y no tener demasiadas consecuencias.

Causa pérdidas materiales, económicas y de vidas

Debido a su fuerza destructora, un desastre natural puede ocasionar grandes pérdidas materiales, económicas e incluso cobrarse la vida de muchas personas y/o animales. Edificios, casas, parques, plazas y calles pueden ser devastadas por la fuerza de un huracán, un terremoto o una inundación.

Tras un evento catastrófico de este tipo, la población trata de recomponerse al reconstruir las estructuras que han sido devastadas. Muchas personas pueden quedar sin hogar y perderlo todo. El tiempo de recuperación puede variar dependiendo de los daños ocasionados por el desastre natural. Por lo general, tras un fenómeno de esta índole, se le rinde homenaje a las personas que han perdido la vida a causa del desastre.

Provoca el corte de los servicios básicos y generar cambios en el estilo de vida

Al generar daños en estructuras e infraestructuras, un desastre natural puede provocar el corte de los servicios básicos y detener el ritmo de vida de una población mientras esta se recupera. Estos también pueden modificar drásticamente el ecosistema de un lugar y favorecer la propagación de enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una Web sin cookies no es una sitio formal. Por ello; este sitio utiliza cookies para propiciarle una mejor Información.    Ver cookies