Aparato digestivo: Qué es, Funciones y Órganos

El aparato digestivo es un sistema de órganos  que funcionan entre sí. Dichos órganos van desde la boca hasta el recto. Si no fuera por este sistema y todos los órganos que lo componen, no podríamos absorber los nutrientes que necesitamos para tener energía y desarrollar nuestras actividades diarias, de allí su importancia y valor.

¿Qué es el aparato digestivo?

El aparato digestivo es un conjunto de órganos muy importantes que se encarga de la absorción de todos los nutrientes de la comida que ingerimos. A su vez, también se ocupa de la expulsión de los desechos de la comida que no necesitamos. Nuestro sistema digestivo es sumamente fundamental para la vida y el desarrollo sano de nuestro cuerpo, por ende debemos cuidarlo, alimentándonos de la manera más sana que podamos.

¿Cuáles son los órganos del aparato digestivo y cuáles son sus funciones?

La principal función del aparato digestivo es transformar la comida que ingerimos en pequeñas moléculas que serán adheridas a nuestro organismo, brindándonos todos los nutrientes que requerimos para un sano desarrollo. El resto de la comida que no necesitamos será expulsado por el recto en forma de heces fecales.

Todos los alimentos y bebidas que ingerimos pasan por el tracto gastrointestinal. Los órganos huecos de dicho sistema poseen unos músculos traseros que son capaces de contraerse para hacer mover la comida, y otros músculos delanteros que se relajan para permitir que los alimentos se movilicen y se mezclen con cada órgano, para así lograr la digestión.

El sistema de digestión empieza desde el momento en el que el alimento o la bebida ingresan a nuestra boca. A continuación, te explicaremos detalladamente el proceso que llevan a cabo cada uno de los órganos de nuestro aparato digestivo para la descomposición y absorción de la comida y las bebidas que nos aportarán energía:

La boca

El proceso de digestión empieza en la boca en el momento en que ingresamos el alimento o la bebida. Los alimentos serán masticados, y se combinarán con la saliva, que posee enzimas que son capaces de iniciar el proceso químico de la digestión.

Esófago

Después de que el alimento es masticado y mezclado con la saliva, se embola y pasa por el esófago. Este cumple la única función de transportar la comida desde la boca hacia el estómago.

El estómago

Cuando la comida viene del esófago, el órgano del estómago relaja sus músculos superiores para permitir su ingreso. Seguidamente, los músculos inferiores se encargan de mezclar la comida con los jugos gástricos que genera el mismo estómago, esto hace posible que el alimento se convierta en jugo diluido y hace más fácil la digestión.

Intestino delgado

Este es el órgano que tiene la mayor responsabilidad en el sistema de la digestión, pues se encarga de distribuir parcialmente la comida que viene del estómago y de la absorción directa de sus nutrientes hacia la sangre.

Páncreas

El páncreas es un órgano del sistema digestivo, pero también funciona como una glándula en el sistema endocrino. Este órgano está ubicado detrás del estómago, en forma horizontal, su tamaño es de unos 10cm a 12 cm y su función es muy importante. A su vez, este órgano se encarga de generar enzimas (jugo pancreático) que ayudarán a la digestión de los alimentos y las bebidas que consumimos.

El hígado

Este órgano es vital para el cuerpo humano y para el sistema digestivo, pues regula los procesos químicos de la sangre y produce bilis, que es una sustancia que ayuda al organismo a absorber la grasa que el cuerpo necesita. Además de esto, produce coagulantes y proteínas que el mismo organismo necesita, por eso es muy importante su función y su cuidado.

Intestino grueso

El intestino grueso, o también llamado colón, tiene la función de expulsar los deshechos o heces fecales del cuerpo a través del recto. Además de recibir lo que es indigestible para el cuerpo, también absorbe el agua necesaria para su misma hidratación.

Cuando nos alimentamos, la comida que ingerimos no viene de la mejor forma como para que nuestro cuerpo pueda aprovechar todos sus nutrientes. Así que las bebidas y los alimentos que consumimos deben transformarse en pequeñas moléculas que serán adheridas a la sangre. De todo esto se encarga nuestro complejo sistema digestivo, por ende, es de vital importancia para nosotros.

Asimismo, aunque el sistema digestivo nos ayuda a digerir todo lo que consumimos para obtener nutrientes, no solo basta con esto. Para poder aportarle a nuestro organismo todas las vitaminas, minerales, proteínas y aminoácidos esenciales que necesita, es fundamental tener una alimentación variada, sana y equilibrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una Web sin cookies no es una sitio formal. Por ello; este sitio utiliza cookies para propiciarle una mejor Información.    Ver cookies